Columna de Opinión
 

Ventanilla ágil de la construcción

Por Juan Carlos Zapata
 
La semana pasada, entre tantos temas relacionados con el covid-19, pasó desapercibida una de las noticias más importantes de acciones que ha impulsado este gobierno, no solo para la reactivación económica, sino para fomentar buenas prácticas que permitan reducir la corrupción.

El miércoles 18 se lanzó públicamente la ventanilla ágil de la construcción, una herramienta que brindará certeza jurídica, transparencia y fomentará permisos más ágiles y sencillos, a través de la digitalización y reducción de procesos. Esto no solo redundará en mayor productividad, sino es un esfuerzo coordinado para fomentar más empleos, reducir los costos de intereses en obras por proyectos detenidos, que impactará directamente en beneficio del consumidor, reduciendo el precio de las oficinas y la vivienda.

El trámite de una licencia para un proyecto de construcción antes de llegar a una municipalidad puede tardar hasta 744 días hábiles, se solicitan 263 requisitos y existen hasta 218 pasos. Con la ventanilla ágil de la construcción se reduce a 200 días hábiles, 115 requisitos y 70 pasos, un esfuerzo que se logró, gracias a la visión de la Presidencia, el esfuerzo de coordinación de la Secretaría Privada de la Presidencia, trabajando de la mano con el Ministerio de Economía y la Cámara Guatemalteca de la Construcción, unificando así a nueve instituciones que están relacionadas a través de una plataforma electrónica y la suscripción de convenios, así como la simplificación de trámites entre el MEM, MSPAS, MCD, MARN, INAB, Conred, DGAC, Conap y el RCP.

La ventanilla ágil de la construcción está diseñada para que el proceso sea completamente digital y para apoyar a los usuarios a digitalizar sus expedientes. La plataforma implementa firma electrónica avanzada, notificaciones electrónicas, pago en línea y código QR. Adicionalmente, la Cámara Guatemalteca de la Construcción ofrece a los usuarios la digitalización de sus expedientes. Con esta plataforma se asegura que todo vaya completo, se permite devolver el expediente al usuario para corregir errores o hacer ampliaciones, existe trazabilidad y es un gran beneficio para cualquier empresa constructora o desarrolladora, especialmente aquellas que presentan constantemente proyectos nuevos.

Esto tendrá un gran impacto en el sector de la construcción. El trabajo conjunto del Gobierno con la Municipalidad de Guatemala ha permitido acelerar la economía, actualmente se estima que en los próximos meses se comenzarán a construir más de dos millones de metros cuadrados en la Ciudad, y que se van a generar más de 90 mil empleos, según lo dio a conocer el mismo presidente Giammattei.
Este esfuerzo sin precedentes de contar con una ventanilla ágil de la construcción se suma a la labor que también ha realizado la Novena Legislatura del Congreso de la República, que en mayo aprobó el decreto 5-2021, Ley Antitrámites, cuyo objetivo es modernizar la gestión administrativa, utilizando tecnologías de información y comunicación para facilitar la gestión del usuario, otorgando acceso a consultas de procesos en línea y plataformas de pago 100% digitales.

Para luchar contra la corrupción hay que contar con herramientas para digitalizar procesos e implementar con mayor celeridad la Ley Antitrámites, fomentando proyectos que permitan agilizar el paso en aduanas, el pago de impuestos, facilitar trámites, reducir los cuellos de botella a los permisos y mejorar los sistemas de compras, garantizando trazabilidad y mecanismos de transparencia que nos aseguren cómo se están gastando nuestros impuestos.

 
 
 

10 Calle 3-17 Zona 10
Edificio Aseguradora General
Nivel 5, Ala Sur.
Teléfono: +502 2331-5133
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.