Columna de Opinión
 

Ministerio de Comunicaciones implementa el modelo HDM4

 

 

 

Por Juan Carlos Zapata
 

Como parte de la iniciativa Guatemala No Se Detiene, dentro del componente de infraestructura y gracias al trabajo conjunto entre sector público y privado, Fundesa otorgó un programa de capacitación y sistema de trabajo para contar con el modelo de gestión HDM4 para carreteras en nuestro país, el cual está siendo implementado por el Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (Micivi).

Durante más de tres meses hubo un enfoque muy claro de no solo capacitar a personas del sector público en la Dirección General de Caminos, Covial, Fondo Social de Solidaridad en el Micivi, sino también personas de municipalidades de Guatemala, quienes están implementando ya el modelo en varios tramos a su cargo, así como de Fraijanes, Mixco, Santa Catarina Pinula, Villa Nueva y otros municipios del área metropolitana, y contar también con expertos de cámaras y asociaciones empresariales que conocieran la metodología. Más de 40 personas fueron capacitadas en el sistema y se crearon grupos de trabajo para configurar la herramienta, crear estándares de conservación vial y parámetros económicos.

El HDM4 (acrónimo en inglés que significa Highway Development & Management en su versión número 4), según lo describen C. Núñez e I. Pérez, de la Universidad de Coruña en España, tiene como objetivo “optimizar el costo del transporte por carretera, entendido este como la suma de los costos asumidos por el Estado y los costos generados sobre los usuarios.
Dentro de los costos de la administración hay que incluir los derivados de la construcción de la carretera y su posterior conservación y mantenimiento. Para el usuario, los costos se avalúan en términos de costos de operación del vehículo: consumo de combustible, costo del tiempo de viaje, costos derivados de accidentes, etc. En particular, el HDM permite evaluar ambos flujos de costos para un determinado período de análisis. El año de inicio del análisis podrá ser el primer año de construcción, el año de puesta en servicio o simplemente el año actual. El programa determinará a lo largo de la vida útil restante, la evolución de su estado. En función de dicho estado se establecen las distintas alternativas de actuación y se calculan los costos generados”.

Este tipo de herramientas en un país como Guatemala son vitales porque ayudan a tener una mejor gestión de los recursos invertidos en la red vial y permitirá, a futuro, contar con una mejor modelación de lo que se necesita invertir para mantener la red vial en óptimas condiciones, tomando en cuenta factores a partir de análisis sobre el deterioro mismo de las carreteras (que varían según el tráfico, peso y otras condiciones), efecto de las actuaciones sobre la red vial, efectos sobre los usuarios mismos y también los efectos sociales y medioambientales que puedan calcularse.

Dentro del informe del modelo para Guatemala realizado por el experto Mauricio Salgado se destacan la definición y alimentación de los submódulos que componen el módulo de configuración, módulo flota vehicular, módulo estándares de trabajo y la red de carreteras. También se sugieren algunas recomendaciones técnicas que faciliten a futuro plantear nuevos desafíos a corto y mediano plazo, así como facilitar su implementación y utilización por parte de los distintos actores partícipes de la evaluación de proyectos viales. Por ello, es tan relevante que se emita un acuerdo gubernativo, como lo han planteado las actuales autoridades, para que el trabajo avanzado pueda continuarse a lo largo de varios gobiernos.

 
 
 
 
 
 
 

10 Calle 3-17 Zona 10
Edificio Aseguradora General
Nivel 5, Ala Sur.
Teléfono: +502 2331-5133
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.