Columna de Opinión
 

FMI resalta la resiliencia de la economía guatemalteca

 

 

 

Por Juan Carlos Zapata
 
La semana pasada, el Fondo Monetario Internacional publicó su informe del Artículo IV, el más reciente informe internacional de la economía del país, con un mensaje positivo y esperanzador sobre el futuro y los retos a los que nos enfrentamos en materia de reducción de pobreza, mayor certeza jurídica, infraestructura y reducción de la desnutrición crónica.

El reporte menciona el importante crecimiento en el 2021 de un 8%, las expectativas de un incremento en el PIB para el 2022, de 4%, y una proyección de aumento de la economía del 3.6% para el 2023. Se muestra un incremento del 3.7% en la formación bruta de capital fijo, cerrando con una inversión de 17% respecto del PIB para el 2021, y una proyección de 16.2% para este año y 15.1% para el 2023. Con un promedio de formación bruta de capital fijo en América Latina y el Caribe de 18%, esto demuestra que el sistema con que contamos para invertir necesita reformas hacia mayor certeza jurídica.

Desde un punto de vista positivo se resalta la estabilidad macroeconómica, que ha permitido al país reaccionar de mejor forma ante los cambios internacionales, como resultado de los efectos de la pandemia del covid-19, la guerra entre Rusia y Ucrania y la disrupción de las cadenas de abastecimiento en Asia.

Esto ha generado una inflación importada que ya está afectando varios de los precios de los alimentos, combustibles e insumos productivos. El índice de precios al consumidor presentó una variación interanual de 5.82% a mayo, lo cual podría tener un impacto en la economía. Ahora bien, el gran desafío para Guatemala es transformar el marco jurídico sobre la inversión pública en infraestructura, la cual es baja, apenas 1.2% del PIB para el 2022, si lo comparamos con el promedio de los países de Centroamérica, que invierten 3.76% de su PIB.

El Artículo IV acertadamente reconoce la implementación de la Política Nacional de Competitividad en que el gobierno apunta a mejorar el clima de negocios y promover la inversión. La aprobación de la ley de insolvencias, la ventanilla única para la construcción y el marco jurídico de la ley de interés preferencial para la vivienda fueron aspectos positivos mencionados hacia la generación de nuevas oportunidades. Otro logro importante que reconoce el informe es que el gobierno está apoyando la formalización del trabajo a tiempo parcial, que va a generar beneficios a millones de mujeres que tendrán acceso a un trabajo digno.

En materia de política económica se insta al gobierno a seguir impulsando los ejes de la iniciativa Guatemala No se Detiene, enfocados en aumentar el capital humano, mejorar la inversión en infraestructura, atraer más inversión y fortalecer la certeza jurídica, a través de la digitalización con un claro enfoque basado en resultados, que podría ayudar a garantizar que estos y otros esfuerzos se traduzcan plenamente en resultados sostenibles y concretos para todos los guatemaltecos.

El FMI también recomienda la rápida implementación del marco legal para Fintech y dinero electrónico, que a esto le agregaría la urgente necesidad del país de aprobar el préstamo del BID (GU-L1175), pendiente en la Secretaría General de la Presidencia, para que pueda llegar al Congreso y contar con recursos para la transformación inclusiva digital y con ello incrementar el acceso a mayor banda ancha, mejorando la conectividad mediante la inversión en infraestructura; mejorar las condiciones para la adopción de soluciones de infraestructura digital y fortalecer la capacidad institucional y operativa para facilitar el desarrollo de una agenda digital.

 
 
 
 
 
 
 

10 Calle 3-17 Zona 10
Edificio Aseguradora General
Nivel 5, Ala Sur.
Teléfono: +502 2331-5133
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.