Blog
 

El próximo jueves 30 de marzo, se espera que la ministra Lucrecia Hernández Mack sea interpelada en el Congreso de la República. La acción fue promovida por la Comisión de Salud del Legislativo presidida por la diputada Karla Martínez. Llama la atención que públicamente, pareciera que la diputada es consciente del importante avance que la Ministra de Salud ha promovido en su cartera.

 

La alianza que existe ahora entre los sindicatos del Ministerio de Salud y los diputados del Congreso, es todavía más alarmante, vemos cómo los propios sindicalistas han pedido la renuncia de la ministra Hernández Mack, simplemente porque ella ha empezado a poner más controles no solo a la compra de inventarios, sino también a las plazas fantasmas que existían. Para nadie es secreto que durante todo lo que va de mayo 2016 a la fecha, instituciones del sector empresarial a través del programa Mejoremos Guate, que impulsan CACIF y Fundesa, han financiado directamente a que exista un sistema de control más eficiente en los hospitales del país. Este trabajo que fue el resultado de una solicitud del Ministerio de Finanzas y aceptado luego por el Ministerio de Salud, ahora está en la fase de implementar los controles de la compra de insumos en siete hospitales priorizados, y la ejecución de la herramienta de identificación de patrones atípicos en las compras, así como la institucionalización de la metodología y la herramienta con base en normativa, en los cuarenta y cuatro hospitales del Ministerio de Salud.

 

Para poner un ejemplo concreto, el uso de la herramienta de control de compras e inventarios en los hospitales Cobán, San Juan de Dios y Roosevelt, generó una oportunidad de ahorro en febrero de este año de Q5 millones de quetzales.

 

Los resultados positivos, de que por primera vez se evidencie físicamente cómo ha aumentado la disponibilidad de medicinas y los controles que se están poniendo para que la compra de insumos sea más eficiente en los hospitales, por supuesto que tiene nervioso a mucha gente, especialmente porque cada vez es más difícil cometer actos de corrupción, como tener inventarios de baja rotación y seguir comprándolos, esto es lo que está cambiando.

 

Por eso, sabemos que la interpelación no tiene fundamentos sólidos y políticamente es un error. La ministra Hernández Mack, goza de credibilidad y ha demostrado capacidad técnica y voluntad política de hacer los cambios que el sistema de salud necesita. Reconocemos que hace falta mucho por hacer, especialmente en el primer nivel de salud y es hacia allí que deberíamos todos apoyarla, en lo que sea beneficioso para nuestro país.

@jczapata_s 

  

Esta semana, representantes del CACIF, Fundesa y el Comisionado Presidencial para el Desarrollo Urbano, han sido invitados a participar como panelistas en un evento organizado por el Consejo de las Américas sobre Guatemala, titulado: Creando una ruta para el crecimiento. En dicho evento, tendremos la oportunidad de dar a conocer los retos y oportunidades que presenta nuestro país, para atraer más inversión, generar oportunidades de desarrollo y contribuir al bienestar de todos los guatemaltecos.

 

En la misma descripción del foro podemos leer cómo nos ven desde Washington D.C., como uno de los países del Triángulo Norte de Centroamérica que presenta serios desafíos, aun y cuando ha existido voluntad de apoyo y buena intención por parte de la comunidad internacional. Reconocen también cómo la participación del sector privado y del Gobierno, son críticas para buscar soluciones conjuntas a los problemas que aquejan a la sociedad y que se deben establecer mecanismos mínimos que permitan al Estado cumplir con sus funciones. 

 

La discusión, que podrá servir como ejemplo para otros países de Centroamérica, será una plataforma de diálogo importante, para que desde una óptica empresarial y en un foro que en su mayoría está compuesto por inversionistas, se pueda visualizar el esfuerzo que se realiza desde Guatemala para avanzar como país y atender los temas relacionados a la competitividad, infraestructura, salud, educación, seguridad, medio ambiente y transparencia en la administración de los recursos. Temas que son críticos para continuar avanzando en generar mayor desarrollo económico y social. 

 

La oportunidad de contar con representantes de organizaciones públicas y privadas, así como asesores de diferentes funcionarios en un evento de alto nivel en Washington D.C. nos debe llenar de orgullo como guatemaltecos, que finalmente seamos nosotros quienes estamos contando la historia del desarrollo de nuestro país y a la vez planteando soluciones concretas para resolverlos. 

 

El tema central de discusión sobre cómo elevar la productividad de las denominadas ciudades intermedias por ejemplo, conlleva retos importantes para elevar la carga tributaria y mejorar la inversión de los recursos públicos, que nos permita aumentar la inversión en infraestructura necesaria para conectar a las ciudades y sus habitantes. 

 

Implica también demostrar que como guatemaltecos, tenemos las herramientas necesarias para invertir a través de alianzas público­privadas en carreteras, trenes, puertos y aeropuertos, que ayuden a que tengamos ciudades interconectadas y mayor tecnología para afrontar los desafíos de una economía cada vez más interconectada globalmente.

@jczapata_s

Más información: http://www.as­coa.org/events/guatemala­creating­path­growth 

  

La noticia de la tragedia que sucedió en Hogar Seguro Virgen de la Asunción el miércoles pasado, trascendió nuestras fronteras y ha conmocionado a muchos alrededor del mundo. Por mi parte, me solidarizo con las familias de las víctimas y las sobrevivientes. Sin embargo, mientras nuestra atención va de crisis en crisis, tras bambalinas suceden cosas sumamente importantes y trascendentales. 

 

Muchos nos hemos conmovido ante esta terrible tragedia. No obstante, veo que, mientras un grupo de personas han pasado del sentimiento a la acción, otro grupo ha tomado una postura totalmente contraria y busca hacer leña del árbol caído. Algunos guatemaltecos se han activado para atender a las sobrevivientes del incendio, donando sangre u otro insumo, o bien brindando algún tipo de apoyo. Pero existen otros que se han dedicado a buscar réditos políticos, convocando a marchas en redes sociales, desprestigiando y dividiendo. Cabe mencionar que, en los hospitales a los que llegaron las niñas para ser tratadas, sí hubo medicinas para atenderlas, inclusive suficientes membranas de piel para cicatrizar las quemaduras. Sorprenden muchísimo las reacciones de aprovechamiento político de un lamentable evento como este. 

 

Quiero dejar muy claro que en ningún momento estoy diciendo que dejemos pasar por alto la terrible muerte de estas niñas ni tampoco que excusemos a los responsables directos. Ciertamente se deben aducir responsabilidades y aplicar la justicia. Pero el problema de fondo es uno de capacidad de gestión e institucionalidad desde el Estado. Vivimos en un país que se encuentra gravemente enfermo. Un Estado raquítico, desfinanciado y devastado por 20 años de administraciones cada vez más depredadoras. ¡No podemos más! Urge concretar una hoja de ruta que defina un proyecto común a largo plazo cuyo fin sea reconstruir nuestra nación y sacarla adelante. Al igual que un Hogar Seguro en crisis, también hay un Sistema Penitenciario desbordado, un Sistema Educativo que no da la talla, un Sistema de Salud que no rinde como debería, un Congreso con intenciones dudosas y la lista sigue. ¿Qué vamos a hacer los guatemaltecos al respecto? ¿Atenderemos los problemas de raíz o seguiremos apagando los fuegos de emergencia?

 

Como mencioné, mientras la atención del país se ocupa por la crisis de turno, detrás del telón suceden cosas que deberían preocuparnos. Los ciudadanos no podemos bajar nuestra guardia. ¿Estamos enterados de lo que está pasando en el Congreso de nuestra República? Estos últimos días, algunos de nuestros diputados se han dado la tarea de proponer iniciativas de ley con dudosas intenciones. Una de ellas es la iniciativa titulada “Ley de libre asociación del diputado”. Esta pretende favorecer el transfuguismo de los diputados, modificando el Artículo 50 de la Ley Orgánica del Organismo Legislativo, con el argumento de que atenta contra la libertad de asociación. Esta ley, en esencia, se roba nuestro voto. Es muy sencillo, si los ciudadanos no tenemos la libertad de escoger a nuestros diputados de forma personal, ellos tampoco deben tener la libertad de cambiar nuestro voto. Los guatemaltecos votamos por los partidos, no por los diputados.

 

Por otro lado, ¿qué está pasando en la Corte de Constitucionalidad y en la Corte Suprema de Justicia? ¿En qué están nuestros Magistrados? ¿Qué resoluciones han llevado a cabo? Hace algunas semanas, la CC y la CSJ fallaron a favor de once alcaldes que, además de fungir como funcionarios públicos, son contratistas del Estado. A pesar de que el Tribunal Supremo Electoral los excluyó de sus cargos en 2016, regresarán a sus funciones luego de que la CC y la CSJ los ampararon. Vale la pena recordarles que, el Artículo 45 del Código Municipal, establece que no pueden fungir como alcalde, síndico o concejal, aquellas personas que presten servicios públicos, contratos, concesiones o suministros, con o por cuenta del municipio. A mi criterio, vemos una CC con fallos muy cuestionados, como el retroceso de 15 meses en el caso Siekavizza, por el amparo otorgado a Roberto Barreda y la suspensión de las hidroeléctricas Oxec, tema del cual ya he escrito anteriormente. 

 

Lamento profundamente este duro golpe a la niñez y juventud guatemalteca. Aplaudo a los guatemaltecos que se han unido para buscar prontas soluciones a esta tragedia. Una luz de esperanza ilumina nuestro camino cuando unimos esfuerzos para resolver los problemas del país. La pregunta es, ¿cómo contagiamos esa solidaridad con sentido de urgencia para resolver las demás problemáticas que atañen a nuestra Guatemala? Todos los guatemaltecos tenemos la obligación de involucrarnos en el proceso de reconstrucción de nuestro país. www.salvadorpaiz.com @salva_paiz 


FUNDESA

10 Calle 3-17 Zona 10
Edificio Aseguradora General Nivel 5, Ala Sur.
Teléfono: +502 2331-5133
This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
 


FUNDESA, The Guatemalan Development Foundation, is a non-profit private entity, comprised by business professionals in their personal capacities. FUNDESA works to contribute in the sustainable and democratic development of the country, in a market economy and the Rule of Law, by consolidating an independent and representative organization that can responsibly propose initiatives that in the long-term can aid in Guatemala’s development.